Durante la duodécima etapa de la travesía Transversal GR 1 seguimos avanzando por el paisaje ondulado del Baix Berguedà, erosionado por los arroyos que bajan de las montañas cercanas. En esta etapa disfrutamos de la tranquilidad de los bosques que la zona de Cal Xiulans y descubrimos algunos lugares más húmedos, como el arroyo del Pontarró o el arroyo de la Riba. A partir de Olvan el paisaje agrícola y ganadero del Lluçanès empieza a romperse por la aparición de algunas naves y fábricas: nos acercamos al río industrial por excelencia de Catalunya, que ha sido protagonista de los importantes cambios sociales y económicos que supuso la Revolución Industrial. Esta es una etapa corta que nos permite recuperar fuerzas -hora que nos encontramos en el ecuador de la travesía- o, si lo preferimos, que bien podemos enlazar con la etapa siguiente.

Información técnica
Punto de inicio de la etapa
Sagàs
Punto final de la etapa
Gironella
Distancia
10,80
Duración
2:35h
Desnivel acumulado
+231m / -516m
Altitud máxima
737
Altitud mínima
452
Dificultat

Media. La derivada de la longitud y el desnivel que hay que superar.

Material

Nada en especial.

Cartografía

Lluçanès. Parc Fluvial del Llobregat. 1:30.000. Editorial Alpina.

Recorrido

Empezamos la duodécima etapa del GR 1 en (1) Sant Andreu de Sagàs (0:00h - 737m). Desde la plaza de la iglesia seguimos las señales bancas y rojas del GR en dirección SO. Rodeamos unos campos de cereales y, poco a poco, vamos girando hacia la derecha (NO). Coincidimos durante un breve tramo con la carretera vieja, pero pronto nos desviamos a la izquierda por una pista. Pasamos junto al Mas de Cal Xiulans y nos adentramos en un bosque. Bajamos por un barranco sombrío y llegamos al arroyo del Pontarró.

Cruzamos el arroyo y pasamos a la otra orilla (O). Continuamos por el interior de una zona boscosa andando por encima de una alfombra de rocas sedimentarias, testigos fósiles que nos indican que esta zona fue una cuenca lacustre o un mar interior hace millones de años. Llegamos a la casa rural de (2) Collservera (1:15h - 600m) y, pocos metros más adelante, cruzamos la carretera C-62. Seguimos avanzando en dirección O y pronto volvemos a cruzar la carretera. Vamos perdiendo altitud suavemente y llegamos al arroyo de la Riba. Continuamos hacia el NO y el paisaje se hace visiblemente más agrícola. Seguimos el antiguo camino real y la calle de la Carretera y entramos en el bonito municipio de (3) Olvan (1:45h - 558m).

Salimos del pueblo por la plaza Major y la calle del Forn y pasamos junto a Cal Pubill. Bajamos hasta el Rec de Cabots, que cruzamos, y continuamos por la pista principal. Avanzamos por entre campos, bosques y alguna granja. Rodeamos unas naves industriales y pocos metros más adelante volvemos a cruzar la carretera C-62, ahora por un puente. Las edificaciones cada vez son más numerosas. Finalmente llegamos al río Llobregat, ya estamos en (4) Gironella (2:35h - 452m), punto y final de esta duodécima etapa.

Puntos fuertes

El encanto del paisaje agrícola y ganadero de los alrededores de Sagàs.

La alfombra de rocas sedimentarias -testigos de la existencia de una antigua cuenca interior- que nos encontramos en el arroyo del Pontarró, antes de llegar a Collservera.

La llegada a Gironella, cruzando el río Llobregat, con su rico patrimonio industrial.

Sabías que...

Existe un proyecto llamado Camí del Llobregat -el futuro GR 270- que recorrerá los 170 km de este curso de agua? Cuando esté finalizado será posible visitar, a pie o en bicicleta, toda la cuenca del Llobregat, desde su nacimiento en Castellar de n'Hug hasta su desembocadura, en el delta del Llobregat. O bien a la inversa.

No te pierdas...

Relajarnos y perder la noción del tiempo en el tranquilo y agradable arroyo del Pontarró. Alrededor de este arroyo hay un bonito bosque de ribera donde es fácil encontrar una sombra donde descansar un rato. O, si hace mucho calor, buscar algún charco de agua donde poder remojarnos los pies.

Observaciones

El itinerario de esta etapa está bastante expuesto al sol. Si hacemos la ruta durante los meses de verano es importante ir bebiendo agua a menudo y protegernos del sol para evitar insolaciones.