La octava etapa del sendero Transversal GR 1 une los dos núcleos de población más relevantes del valle del río Ter en su paso por el Ripollès: Sant Joan de les Abadesses y Ripoll. Durante la primera mitad de la etapa dejamos el fondo del valle y caminamos por los contrafuertes meridionales de la sierra Cavallera, en medio de extensos bosques de pino rojo. Hacemos la segunda mitad de la etapa por un camino que transcurre en paralelo al Ter y a la carretera. Durante este tramo reencontramos el paisaje agrario de las orillas del río Ter y rememoramos su pasado industrial, con las antiguas colonias textiles. Acabamos la etapa en Ripoll, cuna de Catalunya.

Información técnica
Punto de inicio de la etapa
Sant Joan de les Abadesses
Punto final de la etapa
Ripoll
Distancia
13,80
Duración
3:10h
Desnivel acumulado
+290m / -400m
Altitud máxima
850
Altitud mínima
686
Dificultat

Media. La derivada de la dificultad y el desnivel que hay que superar.

Material

Nada en especial.

Cartografía

Taga, Serra Cavallera. 1:25.000. Editorial Alpina.

Base topogràfica de Catalunya 1:25.000. Institut Cartogràfic i Geològic de Catalunya (ICGC).

Recorrido

Empezamos la octava etapa del GR 1 en el Pont Vell de (1) Sant Joan de les Abadesses (0:00h - 769m). Este puente data del siglo XII, aunque fue reconstruido posteriormente, en el siglo XV, después de que un terremoto afectara el puente original. El Pont Vell de Sant Joan es el puente gótico con más luz (longitud entre los apoyos) de toda la Península Ibérica. Justo en el punto donde empezamos la etapa encontramos una fuente con cinco caños -Les Cinc Fonts-. Un cartel nos avisa de que el agua de esta fuente no es potable.

Salimos de Sant Joan de les Abadesses por la carretera C-26 en dirección a Ripoll (O). Justo después de cruzar un arroyo, y cuando la carretera gira hacia la izquierda, nosotros seguimos recto hacia arriba por una pista (O). Cruzamos la vía verde de la Ruta del Ferro i el Carbó y subimos hasta la casa de (2) la Tolosa (0:20h - 810m). Dejamos atrás los espacios abiertos y nos adentramos en un terreno forestal. Seguimos el arroyo de la Ginebrosa, lo cruzamos y continuamos subiendo hasta un collado. Dejamos a la izquierda la pista que conduce a Can Sau y bajamos hasta el arroyo de la Pudor y el (3) Mas El Cortal (0:55h - 840m). Subimos por una pista hasta lo alto de la loma y giramos a la derecha (N). Pronto llegamos a un cruce de pistas: hemos alcanzado el (4) collado de Can Roca (1:15h - 950m), punto más elevado de la jornada.

En este collado dejamos el GR 3 -que sube hacia Santa Maria de Vidabona y continúa hacia Campdevànol- y tomamos la pista de la izquierda que nos lleva en ligero descenso hasta el collado de Can Boixerol. La pista baja por la vertiente umbría del valle. Pasamos por el lado de Can Dosdies y continuamos bajando. En una curva dejamos atrás la pista (derecha) y seguimos las marcas blancas y rojas del GR, que nos conducen hacia un sendero que sale a la izquierda (S). Seguimos este sendero, cruzamos el (5) arroyo de Ribamala (2:00h - 753m) y salimos a una pista. Avanzamos en clara dirección S siguiendo el arroyo de Ribamala hasta la carretera C-26. Unos metros antes de llegar a la carretera giramos a la derecha y caminamos por un cortafuegos hasta el (6) Hostal Rama (2:20h - 732m).

A partir de aquí avanzamos en paralelo a la carretera principal. Dejamos atrás varios desvíos y cruzamos el (7) canal de Can Guetes (2:40h - 716m). Hacemos un pequeño tramo por el arcén de la carretera hasta que llegamos a una rotonda. En esta rotonda tomamos un camino que sale hacia la derecha y que nos lleva hasta el Mas d'en Bosc. Continuamos por un camino en paralelo a la carretera y pasamos por la Colònia Malpàs. Desde aquí, ya por terreno urbano, entramos a la histórica ciudad de (8) Ripoll (3:25h - 686m), punto final de esta etapa.

Puntos fuertes

Los paisajes del valle del río Ter y las vistas de la sierra Cavallera.

Visitar el monasterio de Santa Maria de Ripoll y admirar su portalada monumental, una obra maestra del románico catalán.

Sabías que...

El monasterio de Santa Maria de Ripoll fue fundado por el conde Guifré el Pelós a finales del siglo IX para repoblar Ripoll tras las luchas contra los sarracenos? Durante la Edad Media este monasterio se convirtió en uno de los centros culturales más importantes de Europa. Dentro del monasterio hay enterrados los restos de Guifré el Pelós, de Ramon Berenguer III y de Ramon Berenguer IV.

No te pierdas...

Visitar el casco antiguo de Ripoll. Más allá del monumental monasterio, Ripoll es una ciudad llena de historia y de vitalidad que es muy recomendable descubrir. La Farga Palau y el Museo de Ripoll son dos equipamientos muy interesantes, pero, sobre todo, es muy recomendable pasear y dejarse perder por las callejuelas del casco antiguo.

Observaciones

Desde Sant Joan de les Abadesses hasta el collado de Can Roca el trazado del GR 1 coincide con el trazado del GR 3 (Sendero Central de Catalunya).