De la Val d’Aran a Josep Pla le llamó la atención «los grandes bosques de abetos de sus importantes laderas», le parecieron árboles prodigiosos de una esbelta elegancia. Hoy siguen despertando admiracn y siguen poblando las altas montañas que rodean al valle. Montañas que, como una barrera natural, lo mantuvieron en cierto aislamiento hasta la inauguración de la carretera del puerto de la Bonaigua y el túnel de Vielha, bien entrado el s. xx. Situado en el Pirineo central, mira hacia la vertiente atlántica y tiene al Garona como su río más representativo.

Camin Reiau
Un camino para todos los pueblos

Antaño este antiguo camino paralelo al río Garona fue la única vía de comunicación entre localidades. Hoy se han recuperado 150 km que conectan los 33 pueblos del valle. Se puede hacer completo o bien escogiendo tramos independientes. Pero, sea como sea, es ideal para conocer la esencia de la Val d’Aran paso a paso.

Aran Park
Fauna salvaje en familia

Unas pasarelas elevadas dan inicio a la aventura familiar en este parque que se adentra en la naturaleza de los Pirineos con todas las comodidades. Un recorrido de unas 2 horas de duración deja al alcance de cualquiera la observación de hasta una quincena de especies de alta montaña. ¡No hay que olvidar los prismáticos!

Joyas de la arquitectura
En clave románica

Las iglesias románicas de la Val d’Aran son todo un emblema. Todas ellas son únicas y constituyen un fenomenal conjunto artístico con algunos hitos como la Iglesia de Santa María de Arties y su fotogénico cementerio; la iglesia de Unha, la única del valle que conserva sus pinturas murales; o, por supuesto, el Cristo de Salardú.

Descarga más info

Con mucho sabor
El suvenir más sabroso

Aquí los productores artesanales cuentan con una marca de garantía que pone en valor 45 productos y 14 productores que cuidan con su buen hacer tanto del sabor como el medioambiente del que sacan los recursos. Entre estos, el caviar, la cerveza, el cassis, la miel o la sidra son estupendos suvenires con los que volver a casa.

Descarga más info

Baqueira Beret
Planes de nieve

Inaugurada en 1964, es todo un referente para el mundo de la nieve. Con un área esquiable de 2.273 Ha es la estación más grande del Sur de Europa. Cuenta con 165 km esquiables y más de un centenar de pistas, lo que proporciona una auténtica galaxia blanca para disfrutar de diferentes modalidades. ¡Sin olvidar los planes fuera de pista!

Plan de altura
Baguergue

Esta pequeña localidad rural situada a 1.419 m tiene el mérito de ser la de mayor altitud del valle. Pero no sólo este dato la hace especial, también que ha sabido conservar su encantadora arquitectura típica aranesa, con calles adoquinadas, casas de piedra y pizarra y sus flores adornando todos los rincones.

Artiga de Lin
La esencia del paisaje aranés

A veces un único paisaje guarda la esencia de un lugar. Ocurre con el paraje de Artiga de Lin, una extensión de prados entre bosques de hayas y abetos, donde además, belleza y accesibilidad van de la mano. Se llega tras un recorrido cómodo de unos 2 km que arranca en una de las cascadas más excepcionales del valle, la de los Uelhs deth Joeu.

Descarga más info

Vielha
Para foodies y gentes de buen comer

La capital del valle ofrece una variedad gastronómica a la altura de los viajeros más exigentes. Aquí la montaña llega hasta las mejores cocinas sin perder ni su sabor ni su aroma, toda una bocanada natural emplatada que va desde lo más típico de la cocina aranesa hasta las propuestas más contemporáneas y sorprendentes.

Hoteles destino
Costará salir de excursión

Los atractivos naturales, culturales y gastronómicos son muchos, pero cualquier plan lo tendrá́ difícil frente a la propuesta de ciertos hoteles. En Val d’Aran puedes encontrar hoteles con encanto en el centro histórico de Vielha; hoteles balneario en un entorno único; hoteles de Gran Lujo y muchos más, pueden consultarse aquí.   

Zonas de pesca
Con la caña en la maleta

A la belleza del entorno natural de ríos y lagos de la Val d’Aran se une el interés por la pesca deportiva. Hay diversas especies autóctonas, pero la trucha es la estrella. Para la correcta gestión medioambiental, las capturas y las tallas están controladas y cada año se regula esta práctica mediante un edicto que puede consultarse en aquí.

Les y Arties
La fiesta del fuego

Durante la verbena de San Juan, las poblaciones de Les y Arties mantienen viva la tradición milenaria de fiestas del fuego que se remontan a ritos celtas. La fiesta consiste en el encendido de un tronco de abeto en la plaza del municipio, a cuyo alrededor hay danzas tradicionales y canciones aranesas. Son parte de la declaración de las Fallas del Pirineo como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Bajo tierra
Mina Victòria

La riqueza en esfalerita convirtió al valle en tierra minera desde el S. xix. Una de aquellas explotaciones fue la Mina Victoria, que en la actualidad permanece abierta. Se ha recuperado la Sala de Máquinas como centro de visitantes, también la cantina y la casa de los obreros. El plato fuerte, ¡entrar en la galería Sacosta!

Descarga más info

E Bike cultural
A pedaladas

La tecnología ha democratizado la afición a los pedales gracias a la aparición de las ebikes. Gracias a estas bicicletas eléctricas no hay montaña que se resista, por lo que son uno de los planes estrella para hacer en familia. Hay diversidad de rutas especiales para quienes deseen combinar aventura, naturaleza, cultura y tradiciones del valle con los pedales.

Summit Val d’Aran festival
La fiesta del senderismo

Arán es un paraíso para practicar senderismo. De ahí que no pudiera faltar todo un festival para celebrar sus picos, los senderos y la cultura montañera en general. Entre las actividades programadas, ascensión al Montardo, el gran mirador del valle, o al Cerro de Molières, el techo con 3.010 m. ¡Deja un hueco en tu agenda este verano! 

Barranquismo
¡3, 2,1... ya!

Este es uno de los núcleos importantes de los Pirineos para el barranquismo, esa especialidad a medio camino entre lo acuático y lo terrestre que consiste en saltar, mojarse y pasarlo bien en plena naturaleza. Hay para todos los niveles, desde recorridos de menor dificultad a más técnicos. ¡La descarga de adrenalina es segura!