GR1: Sendero Transversal

En su tramo catalán, llega hasta al Pont de Montanyana, donde continúa hacia tierras aragonesas.

El trazado de este sendero se extiende en paralelo al GR11 o Sendero del Pirineo, pero por el área más pre- pirenaica, de un gran interés paisajístico. La ruta pasa por poblaciones importantes en la historia de Cataluña, como Besalú o Ripoll, y tiene al románico como eje artístico principal. Cruza las colonias textiles del río Llobregat, pasa por la población de Sant Llorenç de Morunys y en su tramo final permite conocer el desfiladero de Mont-rebei, el único gran desfiladero de Cataluña atravesado por un camino de herradura excavado a la roca. 

La mejor época para hacer este recorrido es entre primavera y otoño, aunque es practicable durante todo el año.

Información técnica
Tipo de ruta
Senderisme - GR
Distancia
355,00
Etapa de ruta

Comenzamos la travesía del fabuloso sendero transversal en el golfo de Roses, junto al yacimiento grecorromano de Empúries.

Nos adentramos en la llanura ampurdanesa, cruzando cerros, arroyos y campos de cultivo.

Caminamos por el Pla de l'Estany y llegamos al pintoresco lago de Banyoles.

Hacia el norte: dejamos atrás el lago de Banyoles y llegamos a la Garrotxa.

Hacia el corazón de la Alta Garrotxa: etapa inolvidable de despedida definitiva de la llanura y de inicio de la montaña prepirenaica

Superamos el collado de Toralles y recorremos el valle del Bac hasta Sant Pau de Segúries, ya en la comarca del Ripollès.

Caminamos por el valle del río Ter entre bosques, pastos, tierras agrícolas y masías.

Caminamos por la vertiente meridional de la sierra Cavallera y llegamos a la histórica población de Ripoll.

Dejamos atrás el valle del Ter, cruzamos los frondosos bosques de Les Lloses y llegamos a la meseta del Lluçanès.

Nos adentramos en el Lluçanès y recorremos los caminos ganaderos que enlazan Alpens, Santa Eulàlia de Puig-oriol y Lluçà.

Descubrimos la riera de Merlès y caminamos por los campos de cereales de Sagàs hasta la bonita iglesia de Sant Andreu de Sagàs.

Dejamos atrás los bosques y los campos del Lluçanès y llegamos al valle del Llobregat.

Bonita etapa de transición que nos lleva desde Gironella, en el valle del río Llobregat, hasta la Espunyola, a los pies de los Cingles de Capolat.

Maravillosa etapa de media montaña por los Cingles de Capolat y la sierra de Els Tossals.

Larga etapa por las montañas del Solsonès hasta la mágica Vall de Lord.

Hacemos ruta por los contrafuertes meridionales de la sierra del Port del Comte.

Continuamos la travesía por las montañas del Prepirineo del Solsonès, la bien llamada "comarca de las mil masías".

Caminamos por la sierra Seca, superamos el collado del Sàlzer y descubrimos el paraíso geológico del Anticlinal de Oliana.

Cruzamos el valle del río Segre y descubrimos un territorio solitario y lleno de encanto.

Fantástica etapa de media montaña en la que cruzamos uno de los pasos más mágicos y espectaculares de toda la travesía: el Grau de Moles.

Caminamos por la sierra de Comiols y nos acercamos al majestuoso Montsec de Rúbies.

Subimos hasta la Portella Blanca y cruzamos el Montsec de Rúbies hasta el pantano de Camarasa.

Nos adentramos en el hermoso y extenso valle de Àger, en la cara sur de la sierra del Montsec

Desde Àger caminamos hasta el pequeño pueblo de Corçà, descubrimos el bonito y pintoresco paraje de la Pertusa y finalizamos la etapa en el Mas Carlets.

Cruzamos el espectacular desfiladero de Mont-rebei y llegamos al Pont de Montanyana